Llegamos a Bangalore tras un largo trayecto en tren sleeper desde Hampi, lo que iban a ser solo unas horas de escala en las que intentariamos encontrar una habitación cerca de la estación para descansar se termino convirtiendo en un día de safari ya que no encontramos ninguna habitación decente cerca de la estación y al ver allí un poster de un tigre nos pico la curiosidad, un vistazo en internet y directos a la estación de autobuses situada justo enfrente de la Bangalore junction.

Estación de autobuses

La estación situada enfrente de la de tren es un autentico caos, nosotros buscamos el autobus 365 que era el que nos llevaria a nuestro parque, allí lo encontramos y por 88 rupias en un moderno autobus con aire acondicionado hariamos un trayecto de poco más de 1 hora, aqui os dejo la ubicación del parque.

Bannerghatta parque nacional

Por fin llegamos, allí a pesar de que solo queriamos hacer el safari el paquete que cogimos tambien incluia visita al zoo y al parque de mariposas, no somos muy amantes de los zoologicos pero alla que iriamos, el precio de todo fue 500 rupias en bus con aire acondicionado para el safari, que son 6€ genial!

Zoo

Un zoo no demasiado cuidado pero si estaba bastante limpio, para ser India no nos vamos a quejar, habia animales de todo tipo, 4 cebras, 1 jirafa, 2 leopardos, 4 hipopotamos… lo normal que puedes encontrar en cualquier zoologico, eso si los perros y los monos campaban a sus anchas por cualquier parte del zoologico y eso que si que tenian a diferentes tipos de monos encerrados en un entorno, desde luego si no estuviera la visita incluida en el safari ni me hubiera planteado entrar.

Parque de mariposas

Esto si me parecio algo más original tener un parque de mariposas sin ser tampoco nada espectacular me parecio algo divertido y es que ver mariposas de diferentes colores volando a mi alrededor no es algo habitual.

Safari

Sin duda la atracción estrella poder ver a los animales en semi-libertad ya que tienen un perimetro vallado en el que estan separados unos de otros sino podria ser una carniceria, lo mejor fue poder ver un tigre blanco era precioso y enorme a la vez, los demas animales pues en algun que otro zoo ya los habras visto alguna vez aunque verlos en libertad siempre es diferente.

Ademas una vez que empezaba lo emocionante me dejaron colocarme en la parte delantera del autobus ya se sabe en India turista = dinero, luego me pidieron propina obviamente pero bueno 50 rupias no son mucho para nosotros.

Y así es como pase mi escala en Bangalore, tocaba seguir mi camino al sur de India, era el último trayecto de noche en tren y ademas iriamos en tercera clase por no encontrar otro billete, fue nuestro tren mas caro en India, pagamos 10€ por 17 horas de trayecto, nos vemos en el próximo cápitulo!