Orchha un remanso de paz

 

Tras visitar las 4 grandes ciudades del norte de India: Delhi, Varanasi, Jaipur y Agra, visitar Orchha era algo que necesitábamos en nuestro viaje, situado a la orilla del río Betwa sin duda uno de los sitios mas recomendables para pasar un par de dias, es cierto que por las mañanas llegan algunos autobuses de turistas pero visitan el fuerte y se marchan con lo cual las tardes y las noches son sumamente tranquilas aquí y es que Orchha es un pueblecito de 10.000 habitantes y créeme para ser India eso es muy poco, era un sitio en el que se respiraba paz y a pesar de haber un montón de tiendas y tenderetes nadie viene a intentar venderte nada, era de agradecer.

Para ir la mejor opción es llegar hasta Jhansi, pues desde la estación de Orchha solo hay 2 trenes al día uno que sale hacia Khajuraho y otro que vuelve, desde allí regateamos para coger un tuk tuk por 260 rupias pues Orchha queda a 19 km de esta ciudad, a la vuelta sin embargo compartimos tuk tuk hasta la estación de bus de Jhansi por 20 rupias y desde allí por 30 rupias mas compartimos otro tuk tuk a la estación de tren de Jhansi.

Orchha debe su popularidad a su pasado. Supo ser capital de la dinastía de los Bundella, por lo cual sus pocas calles se entrecruzan entre templos y palacios donde habitaban dioses y reyes ya hoy olvidados. Casi 20 construcciones aguardan hoy ser visitadas, en el centro del pueblo tienes un mercadillo que montan todos los días y junto a él tenemos tanto el Chaturbuj Mundir como el Ram Raja Mandir, 2 templos hindus que no debes perderte.

Al otro lado del rio es donde te encuentras el complejo de edificios en el que sorprendentemente aun mantiene el precio de 250 rupias para los extranjeros, los locales solo pagaran 50 rupias, con esto puedes visitar todo el complejo, aunque a los turistas solo les llevan al Raja Mahal y al Jahangir Mahal, en los alrededores tienes un montón de caminos y ruinas en las que podrás visitar tu solo.

Orchha es un pueblecito para ser caminado varias veces. Primero porque no hace falta caminar más de 5 minutos para perderse en el medio de la nada. Donde no se ve nada más que campo. Y segundo por la amabilidad de la gente. Todas las personas saludan y sonríen. De echo en el restaurante que fui a comer acabe haciendo todas las comidas por lo amables que fueron, apunta Open Sky restaurant, ademas tiene una terraza con vistas al fuerte estupenda.

Llegue a Orchha sin muchas referencias pero ya puedo decir que de lo poco que conozco de India se ha convertido en uno de mis rincones favoritos, sin duda si visitas el norte de India debes de pasar un par de días en Orchha.

Nos vemos en el siguiente capitulo…